Es la misma leyenda en que algunos tratadistas y antiguas crónicas fundan el origen del apellido Escudero, fundan también diversos autores el origen del apellido Espinosa, volviendo a desempolvar el fabuloso complot que la condesa Dña. Sancha o Dña. Oña, madre del Conde Soberano de Castilla, Sancho García.

Tramó contra su hijo, al que quiso envenenar durante un festín, instigada por Almanzor, de quien la condesa (viuda del Conde Garcí Fernández) se había enamorado ciegamente, cuando el caudillo musulmán, amigo entonces del Conde Sancho García, fue huésped en Burgos.

Los siniestros planes de Dña. Oña fueron descubiertos, según unas versiones, por un escudero que luego fue el fundador del linaje Escudero, y según otras, por Sancho Peláez, y el Mayordomo del Conde Sancho García, a quien éste recompensó, instituyendo en 1013, la Guardia de los Monteros de Espinosa, concediendo a su citado Mayordomo Sancho Peláez, natural de Espinosa, el honor de que él y otros vecinos de dicho pueblo, guardasen de noche la persona del Conde, privilegio que en sucesivos años continuó en los naturales de Espinosa, para seguir guardando de igual manera la persona real.

Los mantenedores de esa leyenda, como base de origen del apellido Espinosa, añaden que el repetido Mayordomo Sancho Peláez, comenzó a apellidarse desde entonces Sancho Espinosa, apellido que transmitió a sus sucesores y que éstos continuaron difundiendo por España.

Pero se nos ocurre preguntar, ¿Cabe admitir esa información y origen del apellido que nos ocupa con el sólo testimonio de una leyenda que ya aparece distinta y adulterada en las versiones que de ella conservó la tradición?

T ales aventuras de la madre del Conde Sancho García, su pasión amorosa por el moro Almanzor, su intento de asesinar a su hijo y la salvación de éste, por su fiel Mayordomo, invadieron el campo de la poesía y las hizo populares el genio y gran poeta D. José Zorrilla, pero no lograron penetrar en el campo de la historia, habiendo sido negadas rotundamente por Ambrosio Morales, Yepes, Mondejar y otros historiadores autorizados.

Hay más: La Villa de Espinosa de los Monteros no tenía el nombre de Espinosa en los tiempos del Conde Sancho García. Acaso aún fuera entonces la antigua Monagro de los Cantabros, Sancho García murió en 1.022 y hasta unos cincuenta años después en que fue reedificada por el Rey D. Alfonso VI, y la llamó Espinosa, por los muchos espinos que allí había, no tuvo el nombre.

Así lo dice la historia, y si la historia no se equivoca, mal pudo Sancho Peláez, tomar el apellido Espinosa del nombre de una villa que no tenía entonces tal nombre.

Cuando pasados los años se llamó Espinosa el citado pueblo, agregó su segundo nombre de los Monteros, instituidos por el Conde Sancho García, para guardar de noche su persona, y que, por haber transmitido esta costumbre a los Reyes de Castilla, la continuaron ejerciendo al través de los siglos y sin interrupción los hidalgos nacidos en aquella villa.

Se deduce de todo lo que antecede, que nada se consigue para esclarecer el origen del linaje Espinosa con utilizar una leyenda que sólo merece ser reproducida a título de curiosidad, y conviene tener en cuenta que el apellido que nos ocupa, muy difundido por España desde tiempos antiguos, tuvo en diversas regiones solares de origen distinto, sin vínculo de procedencia, ni de parentesco entre ellos.

Espinosa es apellido de Lugar. Sus diversas casas, creadas en los varios lugares y villas que en España se denominan Espinosa, tomaron el nombre del lugar en que radicaron, y de ahí la formación y existencia de las muchas familias que, aun ostentando un mismo apellido, proceden de solar y tronco distinto.

Probó su nobleza numerosas veces en la Orden de Santiago y en las de Calatrava y Carlos III.

Hay que citar a D. Gaspar de Espinosa, conquistador que tomó parte en la fundación de Panamá y que ayudó económicamente a Pizarro y Almagro para la conquista del Perú. También a D. Fernando Espinosa Maldonado, creado Conde del Águila en 1.729; a D. Félix Antonio Espinosa de los Monteros, Marqués de Monte Olivar en 1.762; D. Jerónimo Espinosa de Contreras, Conde de Gabacao, en 1.764, D. Santiago Espinosa de los Monteros, creado Barón del solar de Espinosa, en 1.791.

VIALE
Apellido de origen Catalán. También aparece en Francia, Savoie, así como en Italia, sin que pueda establecer un tronco común.

 


Sitio desarrollado por Joaquín Espinosa Viale
San Nicolás - Buenos Aires - Argentina